Desde XXK nos sumamos a la huelga general en Euskal Herria del 30 de enero.

Porque desde las vidas de las mujeres* diversas nos sobran los motivos para no permanecer en silencio. Porque queremos desmontar la mentira de la paz social y denunciar el conflicto capital-vida, la precariedad cotidiana y la falsedad de la recuperación y del oasis vasco. Porque poner el buen convivir en el centro de la economía exige un cambio radical de lo que hoy tenemos y abordar los privilegios que nos atraviesan.

Por todo ello, participamos también en el encuentro de la Carta de Derechos Sociales el 13 de diciembre.

Aquí os contamos nuestra visión sobre la huelga.

Entrada anterior
Somos la revolución que hemos cocinado a fuego lento durante mucho tiempo, somos caldo. Con infinidad de ingredientes y miles de sabores.
Entrada siguiente
La vida en juego. Derivas y coronavirus
Menú